Navidad, dulce Navidad

Turrón navidad

Se acercan unas fechas muy señaladas en las que nuevamente, todo gira en torno a la mesa. Los dulces navideños ocupan una parte importante de los menús estos días, pero también son el acompañamiento preferido de los cafés que se toman en casa de familiares. Además en muchos hogares en estas fechas, se suele dejar una bandeja de dulces al alcance de toda la familia, de forma que inevitablemente se acaba picando frecuentemente.

Los dulces se sitúan en la parte más alta de la pirámide nutricional y se aconseja que su consumo sea moderado, ocasional y opcional. Esto quiere decir que no hay un consumo mínimo aceptable puesto que son productos que no aportan beneficios adicionales y mucho menos son imprescindibles en la alimentación diaria/semanal/mensual. Sin embargo, si el dulce apetece, restringir su consumo estrictamente podría ser contraproducente por lo que un consumo controlado y esporádico (una pequeña porción después del postre en las comidas o cenas importantes de estas fechas) es aceptable.

piramide3

Fuente: http://www.efesalud.com/noticias/estilos-de-vida-saludable-nuevas-recomendaciones-de-la-piramide-nutricional-senc-2015/

Los dulces navideños tienen varios aspectos en común. Se elaboran a partir de frutos secos, azúcares en diferentes formas (azúcar, miel, jarabe de glucosa, etc.) y harinas refinadas en el caso de los mantecados, lo cual los convierte en unos dulces muy calóricos a pesar de que se consuman porciones muy pequeñas.
Recientemente se han empezado a comercializar dulces navideños sin azúcares añadidos, lo cual no quiere decir que el producto no sea dulce. Los azúcares normalmente presentes en un dulce navideño convencional se sustituyen por edulcorantes artificiales como el maltitol, sorbitol, lactitol, estevia, isomaltosa o acesulfamo K. Si bien éstos no aportan o aportan muy poca energía (Kcal) ni tampoco tienen un efecto sobre los niveles de azúcar en sangre (glucemia), no se deben consumir indiscriminadamente.
Todos los edulcorantes terminados en –ol, denominados polioles o polialcoholes tienen un efecto adverso, y es que consumidos con regularidad pueden provocar molestias gastrointestinales como dolor abdominal, hinchazón o diarrea. Por otro lado, recientes investigaciones apuntan a que un consumo de edulcorantes artificiales modifica la flora intestinal desplazando a bacterias beneficiosas y predisponiendo a patologías como la intolerancia a la glucosa o la obesidad. Recordar también que en la tabla que se presenta a continuación no se ven diferencias importantes entre la energía o las grasas aportadas por los productos con y sin azúcar.

En la tabla se muestra el análisis nutricional de varios turrones y dulces navideños. Para ello se analizaron varias marcas (El almendro, Delaviuda, 1880, El Lobo, Suchard, Virginias, Lacasa, E. Moreno, Auchan y Hacendado) y se tomó el valor medio de cada dato.
Todos los datos están calculados por tamaño de ración. Como ración de turrón se tomó una porción de 25g, a pesar de que algunas casas recomiendan una ración de 30 o 33g. La ración de mantecados y mazapanes es de 30g.

Turrones Energía (Kcal) Grasas (g) Saturadas (g) CH totales (g) Azúcares (g)
Turrón duro 136,1 8,8 0,7 10,4 8,5
Turrón blando 139,1 9,4 0,9 9,1 7,1
Turrón de chocolate 129,8 7,0 2,9 14,1 11,3
Turrón de chocolate negro 133,3 7,8 5,0 13,8 10,8
Turrón de chocolate y almendra 141,7 9,4 3,0 11,1 9,6
Turrón de praliné de trufa 141,4 9,6 4,5 10,5 11,2
Turrón de yema tostada 117,8 6,7 0,8 11,0 10,7
Turrón de frutas 104,4 4,4 0,5 13,9 13,4
Turrones sin azúcar Energía (Kcal) Grasas (g) Saturadas (g) CH totales (g) Azúcares (g) Polioles (g)
Turrón duro 120,8 8,8 0,7 9,7 0,7 5,5
Turrón blando 127,9 9,5 1,0 8,9 0,9 4,4
Turrón de chocolate 118,5 8,0 4,5 13,3 1,8 10,0
Turrón de chocolate y almendra 135,3 10,8 3,1 9,2 0,4 8,5
Turrón de yema tostada 101,3 6,7 0,7 10,5 0,4 9,5
Dulces Energía (Kcal) Grasas (g) Saturadas (g) CH totales (g) Azúcares (g) Polioles (g)
Mantecado 151,0 7,7 3,2 18,0 10,9
Mantecado sin azúcar 147,7 8,4 3,0 16,0 0,8 5,2
Mazapán 141,3 7,6 0,8 14,3 11,6
Mazapán sin azúcar 114,9 8,0 0,6 11,4 0,9 10,6

Cabe destacar que los turrones de chocolate y praliné son los que más grasas saturadas y azúcares aportan del listado. Esto se debe a que incorporan ingredientes más grasos como manteca de cacao o pasta de cacao, leche entera en polvo o mantequilla y al mismo tiempo son los que incluyen azúcares en mayor cantidad.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud recomienda que el consumo de azúcar no supere el 10% de la ingesta total diaria pero además añade que si se reduce a un 5% se pueden obtener efectos beneficiosos para la salud: se mejora la glucemia, los marcadores de lípidos plasmáticos (colesterol, triglicéridos…), la tensión arterial, etc.
Si hacemos un cálculo rápido considerando una dieta estándar de 2000Kcal diarias, el 10% del aporte supone 200Kcal de azúcares lo que traducido a gramos supone 50 al día. Si se quiere reducir la ingesta al 5%, entonces solo se pueden consumir 25g al día. Una única porción de algunos turrones puede suponer la mitad de la ingesta permitida de azúcares al día.
En los mantecados se da una situación parecida y es que un componente fundamental es la manteca de cerdo. En una marca de mantecados analizada se vio que también se incluye grasa vegetal de palma en el listado de ingredientes.

Un comentario sobre “Navidad, dulce Navidad

Deja un comentario