Pacientes

La consulta

Primera consulta

En la consulta inicial se establece la primera toma de contacto entre el paciente y el profesional. Tiene una mayor duración que otras consultas ya que se registran una serie de datos que resultan imprescindibles a la hora de realizar un tratamiento más exhaustivo y mejor adaptado:

  • Toma de medidas antropométricas: talla, peso, altura y perímetros corporales
  • Análisis de composición corporal mediante impedancia bioeléctrica. Indica el porcentaje de masa muscular, masa ósea, masa grasa y agua corporal total
  • Historia clínica y cuestionario general sobre estilo de vida y hábitos alimentarios
  • Cuestionarios alimentarios: registro detallado de consumos y de preferencias y aversiones alimentarias

Segunda consulta y revisiones

Analizados los datos recogidos en la consulta inicial, en la segunda consulta se entregan los resultados, la pauta dietética planificada y los objetivos a alcanzar.

Las siguientes sesiones tendrán como objeto controlar y evaluar los posibles cambios físicos o fisiológicos producidos, la adherencia al tratamiento nutricional y las recomendaciones generales sugeridas.

No hay dos personas iguales y las necesidades pueden diferir de forma importante de unas a otras, por ello, el asesoramiento está dirigido a:

  • Personas que deseen aprender a alimentarse adecuadamente.
  • Control de peso – La prevalencia del sobrepeso y obesidad ha aumentado significativamente en los últimos años. Su origen es complejo, está influenciado por una serie de factores de origen genético, ambiental y psicológico. Es por ello por lo que una modificación del estilo de vida es clave a la hora de obtener resultados satisfactorios y duraderos.
  • Nutrición clínica – En la prevención y tratamiento de ciertas patologías una correcta alimentación puede influir en la mejora de la salud y calidad de vida de los pacientes. Tratamos pacientes que padezcan patologías como: diabetes, hiperuricemia y gota, enfermedades cardiovasculares, gastrointestinales, renales, déficits nutricionales, cáncer, trastornos del sistema inmune, alergias e intolerancias alimentarias, etc.
  • Nutrición deportiva – En el deporte resulta imprescindible compensar el alto gasto energético con una correcta alimentación e hidratación. Estas son claves para mejorar el rendimiento físico, prevenir lesiones y mejorar la recuperación post entrenamiento. Asimismo, ofrecemos asesoramiento nutricional colectivo a equipos.
  • Personas que, debido a su etapa en el ciclo vital o circunstancias necesiten requerimientos nutricionales específicos:
    • Niños y adolescentes – Los hábitos nutricionales adquiridos en las primeras etapas de la vida van a ser determinantes en el desarrollo posterior de las personas.
    • Embarazadas y madres lactantes – También asesoramiento en la alimentación previa al embarazo. Sea cual sea la situación, una nutrición correcta influirá en mayor o menor medida en mejorar la fertilidad, prevenir malformaciones y deficiencias nutricionales en la madre y el futuro bebé, así como en la lactancia, y asegurar la suficiente producción de leche materna de calidad.
    • Ancianos – Debido al envejecimiento de la población y teniendo en cuenta que este sector de población es cada vez mayor, resulta imprescindible resaltar el papel de la nutrición en la prevención y tratamiento de las enfermedades más comunes que tienden a aparecer con la edad.