La verdad del detox

Últimamente la comercialización de productos de los que se habla maravillas por sus supuestas propiedades ‘detox’ está ganando mucha popularidad. Existen empresas que se dedican a vender una serie de zumos o batidos elaborados a partir de ingredientes vegetales como frutas, verduras y semillas que prometen que con su consumo durante repetidos días el organismo va a deshacerse de todos los tóxicos almacenados. Asimismo, estos zumos y batidos también se venden en cafés, ya sea para consumir en el momento o para un tratamiento prolongado.

Green Smoothie Detox

Nada más lejos de la realidad. El organismo cuenta con sus propios procesos de detoxificación por lo que no necesita ayuda externa para limpiarse. Una dieta saludable y equilibrada adaptada a las necesidades del individuo y un nivel de hidratación correcto es más que suficiente. Si echamos un vistazo a la legislación alimentaria, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) exige que toda declaración a favor de la salud, esté aprobada por este organismo y para ello, el producto en cuestión debe atravesar unos rigurosos controles. Si no existen evidencias suficientes de que los zumos o batidos detox son eficaces, además se está comercializando un producto no aprobado por la EFSA con las consecuencias legales que esto pueda suponer. Pero quien siempre se lleva la peor parte en estos casos es la población, más confundida y desinformada aún si cabe. Los consumidores habituales de estos productos pueden llegar a plantearse que estos productos son estrictamente necesarios si quieren estar saludables. A un coste elevado.

Sin embargo, todo ello no quiere decir que tomar un ‘batido verde’ no  pueda ser una opción saludable dentro del contexto de una dieta saludable, equilibrada y adaptada a las necesidades del individuo.  Evidentemente, tomar fruta y verdura a diario es saludable y necesario aunque es preferible para el caso de las frutas, tomarlas enteras. Los zumos aunque sean caseros eliminan gran parte de la fibra y este componente es fundamental para mejorar la salud intestinal y cardiovascular

además de para hacer que el vaciado gástrico sea más lento. Esto a su vez repercute positivamente en la glucemia (cantidad de glucosa en sangre) y en la liberación de insulina en sangre (hormona encargada de retirar el exceso de glucosa), que serán más estables.

Los zumos (caseros o no) permiten consumir mayor cantidad de alimentos en una sola toma por lo que caemos en el resigo de consumir más azúcares (monosacáridos y disacáridos) de los necesarios. Un batido bien planteado, sin embargo, no elimina la fibra y si se combina con verdura, lácteos, bebidas vegetales o incluso frutos secos y semillas puede ser un buen desayuno o merienda completa que se puede consumir de vez en cuando.

La dietista Jessica Jones propone esta receta que parece ser una buena opción. En castellano los ingredientes y cantidades necesarios para preparar este batido verde son:

  • 140g de col rizada (o espinaca)
  • 150g de fruta – en este caso han escogido fresas pero se puede optar por cualquiera
  • 240mL de leche semidesnatada o desnatada o bebida vegetal (de soja o avena, por ejemplo)
  • 1 yogur que puede ser desnatado natural o de soja natural si se prefiere
  • 2 cucharadas de semillas de chía

No es necesario añadir más proteínas si el conjunto de la dieta ya las aporta pero en la receta añaden también 125g de tofu.

Nota: La fuente de la imagen es: https://pixabay.com/es/

Deja un comentario